Visitanos en Twitter.com

Síguenos en @oyeconsejo y @tesisatiempo

viernes, 13 de marzo de 2009

Que es el TMT


Entrevista de Jesús Soto a Elizabeth Valarino, sobre el TMT, para el periódico Letras de la UCV

1. ¿Fue usted quien acuñó el término TMT?
En Estados Unidos se conocía hace mucho tiempo este problema y se denominaba a los estudiantes que no terminaban la tesis doctoral como ABD (All But Dissertations), el cual fue traducido como Todo Menos Tesis. El término o síndrome que yo acuñé fue el TMI o Síndrome Todo menos Investigación, en 1987, el cual está compuesto de varios síntomas que sufren no solo los tesistas sino los investigadores, sean estudiantes o profesores. Algunos de los síntomas personales que sufren los investigadores cuando abordan una investigación a largo plazo, como lo es la tesis son: el aislamiento, la postergación, la esperanza pasiva, el foco de control externo, la estructura inadecuada del tiempo y las tareas, la poca persistencia y fortaleza personal y los bloqueos para pensar, crear y escribir. Este síndrome fue descrito en mi segundo libro “Todo Menos Investigación“ que fue galardonado con el Premio Andrés Bello a la investigación, otorgado por la Asociación de Profesores de la USB.

2.¿Es un síndrome reciente (de está última década) o más bien se remonta a viejos tiempos?
Supongo que este síndrome se ha encontrado presente desde que se han requerido tesis o investigaciones en la Academia, pero solo hasta que se mostró de manera evidente con mis trabajos de investigación, se hizo popular y se tomó conciencia sobre el.

3. ¿Cuáles son las estadísticas de los TMT que se manejan actualmente?
A pesar de haber mostrado desde hace tantos años las estadísticas obtenidas sobre este grave problema, pocas universidades han tenido el interés por continuar obteniendo datos actualizados. Inclusive, recientemente el Coordinador de Estudios de Postgrado de la UCV me invitó a participar en las Jornadas de postgrado para tratar este tema y para ello le solicité las estadísticas recientes y nos llevamos la sorpresa que no existían, solo se conoce el número de graduados sin hacer referencia a la fecha en que iniciaron los estudios, datos indispensable para obtener las estadísticas con precisión. Los datos previos señalan que solo el 1 a 2% de los estudiantes que inician un programa de postgrado terminan su tesis en el tiempo estimado como normal; o sea, 3 a 5 años, si es Maestría o Doctorado. Y en el estudio longitudinal que realicé durante 9 años, se encontró que solo el 10 a 12 % lo terminaba. Esto quiere decir que el 90% no se graduaba pasado este tiempo.

4. ¿Cuáles son las universidades (y también las carreras) más propensas a ser víctimas de este síndrome?
Encontré que el síndrome se hacía evidente en todas las carreras y en todas las universidades en estudio, pero había cierta ventaja en los porcentajes cuando se trataba de estudiantes femeninas, las cuales tienden a graduarse más rápido y en mayor número que los hombres. La Universidad Simón Bolívar obtuvo mejores porcentajes de graduados que la Universidad Central de Venezuela y que la Universidad Pedagógica.

5. ¿Cuáles son las causas de que muchos estudiantes se tarden tanto en hacer la tesis y que en algunos casos nunca la presenten?
Este es un problema multifactorial. En mi libro tesis a Tiempo describo minuciosamente cada una de las causas, las consecuencias y las formas de abordar los problemas asociados. Dentro de las variables de personalidad descritas en el síndrome, la postergación funciona como una muy relevante, al igual que la falta de motivación hacia la investigación, a veces convertida en fobia, no solo de parte de los estudiantes sino de los tutores. Los tutores no están formados para enseñar a investigar ni a supervisar tesis, no se les remunera por esta difícil función de manera especial ni existen incentivos para ejercer este rol. No hay programas estructurados de supervisión de tesis y la forma tradicional de realizar esta tarea es inespecífica y poco funcional. La falta de líneas de investigación claras hacen que el estudiante deambule sin tener temas asignados y sin dinero para abordar una investigación que a veces le toma de 3 4 años realizar. Sería muy largo describir todas las causas, por lo que recomiendo la lectura de mi libro para más detalles.

6. ¿Son tanto causas personales como institucionales (de organización interna de las escuelas)?
Tal como expliqué antes, las variables de personalidad descritas en el síntoma son relevantes, pero existen variables de apoyo institucional y de estructura del currículo que influyen en el estudiante, ya que no se le expone a experiencias tempranas de investigación sino que se le deja solo hacia el final de la carrera pretendiendo que es autónomo y capacitado para investigar. En muchos programas ni siquiera existen cadenas de asignaturas de metodología ni seminarios de tesis. Si los Programas y escuelas no toman medidas institucionales como formar tutores e implementar el sistema de supervisión de investigaciones que ya hemos comprobado que eleva el número de graduados a tiempo al 90%, el problema persistirá. Qué difícil ha sido convencer a las autoridades para que cambien sobre este problema, existiendo como ahora programas para solucionarlo. Uno de ellos es el Sistema de Gerencia de Proyectos de investigación (GEPI), sistema creado en unión a profesores de la Universidad de Western Michigan, en Estados Unidos, la Universidad de Vancouver en Canadá y la Universidad de Xalapa en México. Otro es la página Web Intercontacto. com. Si las universidades y programas nos apoyaran y financiaran, tendrían una forma moderna y efectiva de supervisar investigaciones y formar tutores, que podría abarcar a muchas más personas que ahora, que trabajamos con tan limitados recursos. Parece mentira, pero es cierto ese refrán que dice que nadie es profeta en su tierra. Mientras soy conferencista principal en Congresos internacionales para mostrar nuestros exitosos resultados (hace unos días a un Congreso Interamericano en Argentina) y dicto cursos por invitación especial en universidades extranjeras para formar sus tutores, las universidades venezolanas no hacen nada para resolver este problema, quizás por arrogancia o indiferencia. Ojalá este artículo despierte un poco su sensibilidad.

7. Para muchos estudiantes la tesis es un requisito innecesario. ¿En su opinión personal considera que ello en ocasiones puede ser cierto?
La tesis debería ser un requisito si el foco del programa ha decidido formar al profesional para la investigación, pero podría haber modalidades, porque en un nivel de licenciatura e incluso de especialización, se debería formar al estudiante para ser un consumidor efectivo de investigaciones previas. Quiero decir, saber analizar los artículos científicos y obtener de ellos el conocimiento necesario para su profesión y solo al nivel de Maestría y Doctorado, formarlo para realizar investigación.

8. Hay carreras que exigen la tesis y otras que no (por ejemplo Idiomas Modernos y Administración dan la opción de realizar pasantías en vez de tesis). ¿Ello no puede ser tomado como un indicio de que la tesis no es 100 % pertinente?
Esto está de acuerdo con lo dicho anteriormente, pero fíjate lo que pasa, se exigen un trabajo final escrito para las pasantías, allí se presenta también el problema, pero en menor grado.

9. ¿Cuál considera que es la verdadera utilidad de la tesis para quien la realiza? ¿Y cual la utilidad para el resto de los estudiantes que se encuentran con bibliotecas abarrotadas de tesis que no siempre son útiles?
Una tesis hecha por un estudiante le sirve a el para conocer el método científico a través del enfoque de un determinado problema, aprender a investigar y solucionar algunos problemas de la vida real o del ambiente donde se desarrolla profesionalmente, porque el producto de una tesis de los primeros niveles no puede pensarse que va a servir para contribuir al campo del conocimiento sino a nivel de Doctorado. Sin embargo, muchos Programas exigen que esa tesis sea de calidad y rigurosa y el estudiante no está preparado para realizarla, ni el tutor para supervisarla. A veces los niveles de exigencia son excesivos.
Como una disciplina integradora, la investigación ayuda a pensar en problemas de una cierta manera, detectarlos, describirlos de manera adecuada, luego a pensar en una forma metódica de solucionarlos o abordarlos y lo que suele ser más difícil para los estudiantes, aprender a escribir un reporte científico, luego de haber leído mucho material y haberlo sintetizado. Como ves, hay muchas destrezas involucradas que a veces el estudiante no tiene desarrolladas, una de ellas leer, sintetizar, escribir adecuadamente y expresar ideas complejas por escrito. Muchos estudiantes no saben expresar ideas por escrito, este es un problema terrible. Pero si se le asignara a los estudiantes el tema y problemas a resolver desde un inicio, obtenidos previamente por profesores formados en esta área con mayor experiencia que ellos, sin acudir a lo que he llamado D.J. o complacer peticiones como un Disc jockey, las organizaciones obtendrían tesis útiles para la sociedad y no serían libros inútiles en las bibliotecas.
También habría que fomentar una política de formación de tutores, financiamiento para estos trabajos y apoyo para las publicaciones de los trabajos relevantes.

Para más información vaya al siguiente enlace: La Web del investigador
http://www.intercontacto.com

Se agradece respetar los derechos de autor y hacer la referencia de la fuente de este blog.
Valarino, Elizabeth (2009). Que es el TMT. Publicado en: http://ventaninterior.blogspot.com

1 comentario:

Alfredo Ascanio Guevara dijo...

ELI has logrado un Excelente resumen en esta entrevista...gracias (askain)